El Obispo Auxiliar celebra en San Juan de los Reyes el comienzo del año de la Vida Consagrada

Coincidiendo ayer, día 30 de noviembre con la festividad de San Andrés, se celebró en San Juan de los Reyes el inicio del año de la vida consagrada. El encargado de realizar la apertura de este año tan especial fue D. Ángel Fernández, obispo auxiliar de Toledo.

En la celebración en la que asistieron algunos de los miembros de las comunidades que realizan actividad contemplativa en nuestra diócesis se puso de manifiesto la importancia de estas realidades de la Iglesia que sostienen con sus actividades y oración la Iglesia.

El marco no puedo ser otro, San Juan de los Reyes, sede hoy aún de la comunidad franciscana más importante de la diócesis. Su labor es esencial para mantener el Monasterio como uno de los grandes templos cultural y religiosamente hablando.